(+51)(1)349-4617 (+51)956821642

CAMIPER y la optimización en el funcionamiento de las plantas de procesamiento de minerales de oro y plata

09 Mayo, 2016

El sector minero continúa atravesando un periodo de crisis, que tiene influencia directa sobre el desarrollo de los proyectos mineros, sobre todo en lo que a nivel de inversión se refiere. Los procesos metalúrgicos son de las actividades que representan un costo bastante elevado para las empresas. Por este motivo y con la finalidad de aumentar la rentabilidad de estas operaciones, es necesario optimizar el diseño y funcionamiento de las plantas de procesamiento de minerales de oro y plata, así como de los procedimientos que se llevan a cabo.



En el procesamiento de minerales de oro y plata es necesario que el proceso de chancado se desarrolle en varias etapas para obtener resultados óptimos.

Como parte del programa que se presentará en el “Congreso Minero Internacional GeoMet 2016”, se tiene programado presentar una serie de cursos especializados , denominados “Short Courses”, que estarán a cargo de los miembros del Consejo Directivo y Consultivo de CAMIPER, entre los que figura el Ph.D. Jose Luis Salazar Navarrete, Director de Proyectos en Metalurgia de la Cámara Minera del Perú, quien tendrá a su cargo la exposición “Optimización de Plantas de Procesamiento de Minerales de Oro y Plata”, el experto chileno apuntó en relación a este tema: “La reducción de costos en el procesamiento de minerales de oro y plata pasa por el aumento del beneficio económico, el incremento de la calidad de los productos, el aprovechamiento de la energía y la estabilidad frente a los cambios que se puedan producir en el mercado a nivel internacional”.

Uno de los métodos para optimizar el rendimiento de las plantas de concentración de oro y plata es mediante la implantación de modelos de simulación, que permiten controlar los procesos de producción o el diseño de nuevos métodos de tratamientos, orientados a realizar las acciones con el máximo nivel de eficiencia posible y a un costo significativamente menor.

Dentro de las plantas de procesamiento, la reducción de tamaño de un mineral representa un costo operacional importante, debido a que requiere de un elevado consumo energético. Una de las propuestas más lógicas para reducir costos en el chancado sería que este procedimiento se lleve a cabo en una sola etapa, lo cual significaría un ahorro importante por conceptos de compra y mantenimiento de máquinas. Sin embargo, no se obtendrían los resultados esperados en cuanto a la cantidad y calidad del material fragmentado, lo que se puede entender como un trabajo ineficiente y que puede generar costos adiciones en la etapa de carguío y transporte. Por este motivo resulta importante que se elabore un chancado en distintas etapas (primario, secundario y terciario).

Durante los últimos meses se ha producido el descenso constante en el precio de los metales preciosos, como oro y plata, por lo tanto, es necesario obtener el máximo rendimiento posible durante la etapa de tratamiento, para alcanzar una rentabilidad aceptable. Como respuesta a esto, las empresas especializadas han empezado a renovar y mejorar el diseño de sus productos. Por ejemplo, Metso ha desarrollado el chancador de cono MP2500, uno de los más grandes del mundo y que se encuentra operativo en Zambia.

Entre las ventajas de este equipo tenemos que permite procesar grandes volúmenes de mineral, ya que su capacidad es el doble de los actuales MP 1250. También tiene facilidad para trabajar con grandes rocas, porque su disponibilidad para procesar va más allá de los equipos tradicionales y disminuye el consumo de energía en etapas posteriores al proceso. Además, debido a la menor cantidad de equipos instalados en planta, se genera menos actividad de mantenimiento.

La optimización en la recuperación de metales preciosos a un bajo costo operativo, pasa por la aplicación de métodos que permitan una mejor calidad del material obtenido mediante una inversión razonable. Actualmente la electroobtención es uno de los procedimientos más sencillos para recuperar metales de oro y plata con una ley bastante alta, lo que genera que la aplicación de la refinación sea mucho menor. Esto origina un ahorro económico más importante, en comparación con otras técnicas más tradicionales como la cementación con cinc.

Otro aspecto que se debe mejorar es la gestión medioambiental, ya que en los procesos de obtención de metales preciosos se suele utilizar sustancias tóxicas como el cianuro, que por razones técnicas y económicas, es una de las mejores alternativas para la recuperación del oro a nivel mundial. Sin embargo, la utilización de este elemento se termina convirtiendo en un inconveniente cuando se producen concentraciones por encima de los niveles establecidos en las normas ambientales. Para controlar, disminuir o destruir esta sustancia, se debe recurrir a diversas técnicas existentes, siendo las más efectivas los métodos de oxidación, biooxidación y la degradación natural, que reduce la toxicidad de los compuestos cianurados a largo plazo.

En lo relacionado a la degradación natural, entre los puntos favorables, podemos mencionar que, al tratarse de un método natural, los efluentes tratados suelen poseer características físico-químicas más adecuadas y de mayor calidad para ser dispuestos en una descarga directa, en comparación con otros que han sido tratados con alguna sustancia química. Este método ha demostrado ser capaz de eliminar cerca del 92% del cianuro total en un efluente. Además, mediante su aplicación se ha conseguido desaparecer, aproximadamente, más del 99% de esta sustancia en los complejos metálicos débiles, así como más de un 95% de cobre y otros metales tóxicos. Estas cifras demuestran que este proceso, de carácter biológico, es altamente competitivo, en comparación con los métodos de destrucción y detoxificación existentes mediante la utilización de agentes químicos oxidantes.



Dentro de las plantas de procesamiento de metales preciosos se deben optimizar los métodos de tratamiento del cianuro.

Si se analiza desde el punto de vista económico, su costo resulta bastante reducido, en comparación con otros procedimientos, el tiempo de tratamiento es más corto y la degradación de la sustancia contaminante resulta más completa. Por último, los productos finales de biodegradación son amoniaco, dióxido de carbono y agua, los cuales son aceptables desde el punto de vista ambiental.

Los avances científicos y la investigación se constituyen como elementos constantes e indispensables para optimizar la obtención de resultados. Por ejemplo en marzo del 2015, como parte de la línea de investigación del Laboratorio de Procesos de Separación Membranas de una reconocida universidad chilena, los científicos realizaron un estudio para minimizar los riesgos de los cambios de estado del cianuro a través de un proceso de absorción por membranas, que fue publicado en la revista estadounidense Journal of Membrane Science bajo el título: “Diseño y estimación de costos de un proceso de absorción de la membrana llena de gas como alternativa para la recuperación de cianuro en la minería de oro”. El estudio se desarrolló a partir de sistemas que simulaban la misma composición de las aguas de un yacimiento de oro. Esto terminó aumentando su factibilidad de aplicación en una obra real.

La presentación de este tema, de vital importancia, estará a cargo del Ph.D. Jose Luis Salazar Navarrete, quien se desempeña como Director de Proyectos de Metalurgia en CAMIPER y cuenta con 25 años de experiencia profesional repartidos entre diversos países de América Latina, como Chile, Bolivia, México, Argentina y Perú.



CAMIPER y la optimización en el funcionamiento de las plantas de procesamiento de minerales de oro y plata

09 Mayo, 2016

El sector minero continúa atravesando un periodo de crisis, que tiene influencia directa sobre el desarrollo de los proyectos mineros, sobre todo en lo que a nivel de inversión se refiere. Los procesos metalúrgicos son de las actividades que representan un costo bastante elevado para las empresas. Por este motivo y con la finalidad de aumentar la rentabilidad de estas operaciones, es necesario optimizar el diseño y funcionamiento de las plantas de procesamiento de minerales de oro y plata, así como de los procedimientos que se llevan a cabo.



En el procesamiento de minerales de oro y plata es necesario que el proceso de chancado se desarrolle en varias etapas para obtener resultados óptimos.

Como parte del programa que se presentará en el “Congreso Minero Internacional GeoMet 2016”, se tiene programado presentar una serie de cursos especializados , denominados “Short Courses”, que estarán a cargo de los miembros del Consejo Directivo y Consultivo de CAMIPER, entre los que figura el Ph.D. Jose Luis Salazar Navarrete, Director de Proyectos en Metalurgia de la Cámara Minera del Perú, quien tendrá a su cargo la exposición “Optimización de Plantas de Procesamiento de Minerales de Oro y Plata”, el experto chileno apuntó en relación a este tema: “La reducción de costos en el procesamiento de minerales de oro y plata pasa por el aumento del beneficio económico, el incremento de la calidad de los productos, el aprovechamiento de la energía y la estabilidad frente a los cambios que se puedan producir en el mercado a nivel internacional”.

Uno de los métodos para optimizar el rendimiento de las plantas de concentración de oro y plata es mediante la implantación de modelos de simulación, que permiten controlar los procesos de producción o el diseño de nuevos métodos de tratamientos, orientados a realizar las acciones con el máximo nivel de eficiencia posible y a un costo significativamente menor.

Dentro de las plantas de procesamiento, la reducción de tamaño de un mineral representa un costo operacional importante, debido a que requiere de un elevado consumo energético. Una de las propuestas más lógicas para reducir costos en el chancado sería que este procedimiento se lleve a cabo en una sola etapa, lo cual significaría un ahorro importante por conceptos de compra y mantenimiento de máquinas. Sin embargo, no se obtendrían los resultados esperados en cuanto a la cantidad y calidad del material fragmentado, lo que se puede entender como un trabajo ineficiente y que puede generar costos adiciones en la etapa de carguío y transporte. Por este motivo resulta importante que se elabore un chancado en distintas etapas (primario, secundario y terciario).

Durante los últimos meses se ha producido el descenso constante en el precio de los metales preciosos, como oro y plata, por lo tanto, es necesario obtener el máximo rendimiento posible durante la etapa de tratamiento, para alcanzar una rentabilidad aceptable. Como respuesta a esto, las empresas especializadas han empezado a renovar y mejorar el diseño de sus productos. Por ejemplo, Metso ha desarrollado el chancador de cono MP2500, uno de los más grandes del mundo y que se encuentra operativo en Zambia.

Entre las ventajas de este equipo tenemos que permite procesar grandes volúmenes de mineral, ya que su capacidad es el doble de los actuales MP 1250. También tiene facilidad para trabajar con grandes rocas, porque su disponibilidad para procesar va más allá de los equipos tradicionales y disminuye el consumo de energía en etapas posteriores al proceso. Además, debido a la menor cantidad de equipos instalados en planta, se genera menos actividad de mantenimiento.

La optimización en la recuperación de metales preciosos a un bajo costo operativo, pasa por la aplicación de métodos que permitan una mejor calidad del material obtenido mediante una inversión razonable. Actualmente la electroobtención es uno de los procedimientos más sencillos para recuperar metales de oro y plata con una ley bastante alta, lo que genera que la aplicación de la refinación sea mucho menor. Esto origina un ahorro económico más importante, en comparación con otras técnicas más tradicionales como la cementación con cinc.

Otro aspecto que se debe mejorar es la gestión medioambiental, ya que en los procesos de obtención de metales preciosos se suele utilizar sustancias tóxicas como el cianuro, que por razones técnicas y económicas, es una de las mejores alternativas para la recuperación del oro a nivel mundial. Sin embargo, la utilización de este elemento se termina convirtiendo en un inconveniente cuando se producen concentraciones por encima de los niveles establecidos en las normas ambientales. Para controlar, disminuir o destruir esta sustancia, se debe recurrir a diversas técnicas existentes, siendo las más efectivas los métodos de oxidación, biooxidación y la degradación natural, que reduce la toxicidad de los compuestos cianurados a largo plazo.

En lo relacionado a la degradación natural, entre los puntos favorables, podemos mencionar que, al tratarse de un método natural, los efluentes tratados suelen poseer características físico-químicas más adecuadas y de mayor calidad para ser dispuestos en una descarga directa, en comparación con otros que han sido tratados con alguna sustancia química. Este método ha demostrado ser capaz de eliminar cerca del 92% del cianuro total en un efluente. Además, mediante su aplicación se ha conseguido desaparecer, aproximadamente, más del 99% de esta sustancia en los complejos metálicos débiles, así como más de un 95% de cobre y otros metales tóxicos. Estas cifras demuestran que este proceso, de carácter biológico, es altamente competitivo, en comparación con los métodos de destrucción y detoxificación existentes mediante la utilización de agentes químicos oxidantes.



Dentro de las plantas de procesamiento de metales preciosos se deben optimizar los métodos de tratamiento del cianuro.

Si se analiza desde el punto de vista económico, su costo resulta bastante reducido, en comparación con otros procedimientos, el tiempo de tratamiento es más corto y la degradación de la sustancia contaminante resulta más completa. Por último, los productos finales de biodegradación son amoniaco, dióxido de carbono y agua, los cuales son aceptables desde el punto de vista ambiental.

Los avances científicos y la investigación se constituyen como elementos constantes e indispensables para optimizar la obtención de resultados. Por ejemplo en marzo del 2015, como parte de la línea de investigación del Laboratorio de Procesos de Separación Membranas de una reconocida universidad chilena, los científicos realizaron un estudio para minimizar los riesgos de los cambios de estado del cianuro a través de un proceso de absorción por membranas, que fue publicado en la revista estadounidense Journal of Membrane Science bajo el título: “Diseño y estimación de costos de un proceso de absorción de la membrana llena de gas como alternativa para la recuperación de cianuro en la minería de oro”. El estudio se desarrolló a partir de sistemas que simulaban la misma composición de las aguas de un yacimiento de oro. Esto terminó aumentando su factibilidad de aplicación en una obra real.

La presentación de este tema, de vital importancia, estará a cargo del Ph.D. Jose Luis Salazar Navarrete, quien se desempeña como Director de Proyectos de Metalurgia en CAMIPER y cuenta con 25 años de experiencia profesional repartidos entre diversos países de América Latina, como Chile, Bolivia, México, Argentina y Perú.



Visítanos en : Calle Los Canarios N° 105 Urb. San César II Etapa, La Molina - Perú