(+51)(1)349-4617 (+51)956821642
INICIO / PRENSA / NOTICIAS DEL SECTOR MINERO / NOTICIAS INSTITUCIONAL

CAMIPER promueve el cambio de paradigmas para alcanzar el éxito en la minería

30 Mayo, 2016

“Si buscas resultados distintos no hagas siempre lo mismo”, esta famosa frase del célebre Albert Einstein, hace referencia directa al cambio de paradigmas que la Cámara Minera del Perú (CAMIPER) quiere contribuir a introducir para la optimización de todo el negocio minero. La idea es renovar la manera en que se han venido realizando las tareas dentro del proceso productivo para que la actividad extractiva sea llevada a cabo con mayores estándares de rentabilidad, responsabilidad y sostenibilidad.

Para la Cámara Minera del Perú, la mejor manera de promover e introducir estos cambios es trabajando con los jóvenes estudiantes de las profesiones relacionadas con la actividad minera, ya que integrarán las futuras generaciones de profesionales, técnicos y personal operativo que trabajarán en las distintas operaciones. CAMIPER también se preocupa por la actualización de los docentes del sector, ya que es necesario que estos profesionales estén capacitados para impartir los nuevos conocimientos a sus alumnos de forma óptima. Por esta razón, llevará a cabo el próximo mes de junio (24 y 25), el Seminario Gratuito “Estrategias Efectivas para Alcanzar el Éxito en el Sector Minero”. Como parte de este evento, se  realizará la conferencia “Paradigmas y Gestión de Cambio  para Alcanzar el Éxito en Minería”, a cargo del Ing. César Gallardo Vela, Director Ejecutivo de la Cámara Minera del Perú.



Desde hace más de 11 años la Cámara Minera del Perú apoya la formación de los estudiantes y docentes del sector minero, con el objetivo de generar un cambio de paradigma que conduzca al éxito.

Para cambiar paradigmas es importante innovar. Muchas veces el temor a la innovación es lo que detiene el cambio. Sucede que mucha gente relacionada al sector minero, entre ellos los propios trabajadores, se terminan oponiendo al cambio, aduciendo que es innecesario, que resulta muy complicado y que no generará mayores beneficios. La principal razón es que están acostumbrados a realizar las labores de la forma en que se han venido llevando a cabo siempre, aunque sean conscientes de que existen mejores formas para realizarlas.

“La misma necesidad de cambio generará un espacio considerable para la innovación y la creatividad, elementos que nos pueden ayudar a que se mejoren las tareas dentro del proceso productivo, con el objetivo de que esto genere algún tipo de incidencia positiva en la cadena de valor, siempre que se tenga un enfoque situado en el beneficio de todo el negocio minero”, indicó el Ing. César Gallardo Vela, Director Ejecutivo de la Cámara Minera del Perú.



El Ing. César Gallardo Vela, Director Ejecutivo de la Cámara Minera del Perú, es uno de los principales fomentadores del cambio de paradigmas en la industria minera.

Por ejemplo, el proceso de producción en la actividad minera, está compuesto por diversas etapas como: la perforación, voladura, carguío, transporte y planta concentradora. En este sentido, las mejoras en algunos procesos como la perforación o la voladura, permitirán una mejor fragmentación, lo que aumentará el nivel de producción en la planta concentradora y generará una mejora para todo el negocio minero a nivel general.

En cuanto a la seguridad, por ejemplo, tradicionalmente se tenía el pensamiento establecido que para reducir el número de accidentes bastaba con la organización de charlas, capacitaciones y la publicación de reglamentos. Sin embargo, durante los último años, las empresas han venido prestando mayor atención a la  identificación de las características intrínsecas de sus trabajadores, es decir, se ha establecido el concepto de seguridad minera basada en el comportamiento, identificando aquellas conductas que resultan peligrosas y reforzando aquellas que resultan positivas.

Un ejemplo sobre  la importancia de eso la encontramos en Perú, donde la empresa Antapaccay ha desarrollado, desde el 2014, el programa Yo Aseguro, cuyo objetivo es promover la seguridad ocupacional y  la producción, haciendo hincapié  en la responsabilidad que tiene cada trabajador por su propia integridad, la del compañero, el bienestar de la familia, una producción sin incidentes, y de esta manera, un futuro para todos. Para esto se recurre a la sensibilización (a través de reuniones diarias), las observaciones (capacitación para la correcta identificación y reporte de actos y condición sub-estándar), el análisis de las causas de ocurrencia de todos los actos y condiciones riesgosas,  y la acción preventiva, compuesta por un plan de acción correctivo para eliminar las causas.

Continuando con el tema de la seguridad, anteriormente los trabajadores percibían que el cuidado de la salud e integridad del personal era responsabilidad única de los directivos. Sin embargo, durante los últimos años se ha logrado cambiar esta idea, planteando un nuevo concepto que es la seguridad basada en valores, que ha logrado que cada integrante de la organización tome conciencia de que su seguridad depende de él mismo y donde todos los miembros que componen el capital humano de las compañías deben cuidarse mutuamente. En este aspecto, el trabajador no solamente toma conciencia que es el responsable del cuidado de su propia integridad, sino que también debe preocuparse por el bienestar y la integridad de sus compañeros de labores. Este es un grado elevado de conciencia organizacional, donde cada integrante tiene un papel fundamental para el éxito o fracaso de la gestión de seguridad dentro de la empresa.



El concepto de seguridad basada en valores ha servido para cambiar la idea tradicional de que el cuidado de la integridad de los trabajadores es responsabilidad exclusiva de los directivos.

Un caso práctico de cambios de paradigma en una operación minera se dio en una mina peruana, donde se tenía la idea de que cuando se reportaban mayor número de incidentes, era un síntoma de la posible ocurrencia de mayor cantidad de accidentes. El cambio de paradigma que se produjo, fue que el reportar mayor cantidad de incidentes, fue visto como una clara muestra de que se estaba realizando una mayor y mejor identificación de peligros y evaluación de riesgos. Al realizar esto, se terminó reduciendo la posibilidad de la ocurrencia de accidentes, el resultado fue que durante dos años no se produjeron accidentes fatales en dicha operación minera.

El fomento de este cambio de paradigmas que está realizando la Cámara Minera del Perú, tiene por objetivo optimizar el desarrollo de la actividad minera, a través de la implantación de nuevas herramientas, técnicas y conceptos, que resulten más acordes con las necesidades que se presentan en el actual panorama de la actividad minera.





CAMIPER promueve el cambio de paradigmas para alcanzar el éxito en la minería

30 Mayo, 2016

“Si buscas resultados distintos no hagas siempre lo mismo”, esta famosa frase del célebre Albert Einstein, hace referencia directa al cambio de paradigmas que la Cámara Minera del Perú (CAMIPER) quiere contribuir a introducir para la optimización de todo el negocio minero. La idea es renovar la manera en que se han venido realizando las tareas dentro del proceso productivo para que la actividad extractiva sea llevada a cabo con mayores estándares de rentabilidad, responsabilidad y sostenibilidad.

Para la Cámara Minera del Perú, la mejor manera de promover e introducir estos cambios es trabajando con los jóvenes estudiantes de las profesiones relacionadas con la actividad minera, ya que integrarán las futuras generaciones de profesionales, técnicos y personal operativo que trabajarán en las distintas operaciones. CAMIPER también se preocupa por la actualización de los docentes del sector, ya que es necesario que estos profesionales estén capacitados para impartir los nuevos conocimientos a sus alumnos de forma óptima. Por esta razón, llevará a cabo el próximo mes de junio (24 y 25), el Seminario Gratuito “Estrategias Efectivas para Alcanzar el Éxito en el Sector Minero”. Como parte de este evento, se  realizará la conferencia “Paradigmas y Gestión de Cambio  para Alcanzar el Éxito en Minería”, a cargo del Ing. César Gallardo Vela, Director Ejecutivo de la Cámara Minera del Perú.



Desde hace más de 11 años la Cámara Minera del Perú apoya la formación de los estudiantes y docentes del sector minero, con el objetivo de generar un cambio de paradigma que conduzca al éxito.

Para cambiar paradigmas es importante innovar. Muchas veces el temor a la innovación es lo que detiene el cambio. Sucede que mucha gente relacionada al sector minero, entre ellos los propios trabajadores, se terminan oponiendo al cambio, aduciendo que es innecesario, que resulta muy complicado y que no generará mayores beneficios. La principal razón es que están acostumbrados a realizar las labores de la forma en que se han venido llevando a cabo siempre, aunque sean conscientes de que existen mejores formas para realizarlas.

“La misma necesidad de cambio generará un espacio considerable para la innovación y la creatividad, elementos que nos pueden ayudar a que se mejoren las tareas dentro del proceso productivo, con el objetivo de que esto genere algún tipo de incidencia positiva en la cadena de valor, siempre que se tenga un enfoque situado en el beneficio de todo el negocio minero”, indicó el Ing. César Gallardo Vela, Director Ejecutivo de la Cámara Minera del Perú.



El Ing. César Gallardo Vela, Director Ejecutivo de la Cámara Minera del Perú, es uno de los principales fomentadores del cambio de paradigmas en la industria minera.

Por ejemplo, el proceso de producción en la actividad minera, está compuesto por diversas etapas como: la perforación, voladura, carguío, transporte y planta concentradora. En este sentido, las mejoras en algunos procesos como la perforación o la voladura, permitirán una mejor fragmentación, lo que aumentará el nivel de producción en la planta concentradora y generará una mejora para todo el negocio minero a nivel general.

En cuanto a la seguridad, por ejemplo, tradicionalmente se tenía el pensamiento establecido que para reducir el número de accidentes bastaba con la organización de charlas, capacitaciones y la publicación de reglamentos. Sin embargo, durante los último años, las empresas han venido prestando mayor atención a la  identificación de las características intrínsecas de sus trabajadores, es decir, se ha establecido el concepto de seguridad minera basada en el comportamiento, identificando aquellas conductas que resultan peligrosas y reforzando aquellas que resultan positivas.

Un ejemplo sobre  la importancia de eso la encontramos en Perú, donde la empresa Antapaccay ha desarrollado, desde el 2014, el programa Yo Aseguro, cuyo objetivo es promover la seguridad ocupacional y  la producción, haciendo hincapié  en la responsabilidad que tiene cada trabajador por su propia integridad, la del compañero, el bienestar de la familia, una producción sin incidentes, y de esta manera, un futuro para todos. Para esto se recurre a la sensibilización (a través de reuniones diarias), las observaciones (capacitación para la correcta identificación y reporte de actos y condición sub-estándar), el análisis de las causas de ocurrencia de todos los actos y condiciones riesgosas,  y la acción preventiva, compuesta por un plan de acción correctivo para eliminar las causas.

Continuando con el tema de la seguridad, anteriormente los trabajadores percibían que el cuidado de la salud e integridad del personal era responsabilidad única de los directivos. Sin embargo, durante los últimos años se ha logrado cambiar esta idea, planteando un nuevo concepto que es la seguridad basada en valores, que ha logrado que cada integrante de la organización tome conciencia de que su seguridad depende de él mismo y donde todos los miembros que componen el capital humano de las compañías deben cuidarse mutuamente. En este aspecto, el trabajador no solamente toma conciencia que es el responsable del cuidado de su propia integridad, sino que también debe preocuparse por el bienestar y la integridad de sus compañeros de labores. Este es un grado elevado de conciencia organizacional, donde cada integrante tiene un papel fundamental para el éxito o fracaso de la gestión de seguridad dentro de la empresa.



El concepto de seguridad basada en valores ha servido para cambiar la idea tradicional de que el cuidado de la integridad de los trabajadores es responsabilidad exclusiva de los directivos.

Un caso práctico de cambios de paradigma en una operación minera se dio en una mina peruana, donde se tenía la idea de que cuando se reportaban mayor número de incidentes, era un síntoma de la posible ocurrencia de mayor cantidad de accidentes. El cambio de paradigma que se produjo, fue que el reportar mayor cantidad de incidentes, fue visto como una clara muestra de que se estaba realizando una mayor y mejor identificación de peligros y evaluación de riesgos. Al realizar esto, se terminó reduciendo la posibilidad de la ocurrencia de accidentes, el resultado fue que durante dos años no se produjeron accidentes fatales en dicha operación minera.

El fomento de este cambio de paradigmas que está realizando la Cámara Minera del Perú, tiene por objetivo optimizar el desarrollo de la actividad minera, a través de la implantación de nuevas herramientas, técnicas y conceptos, que resulten más acordes con las necesidades que se presentan en el actual panorama de la actividad minera.





Visítanos en : Calle Los Canarios N° 105 Urb. San César II Etapa, La Molina - Perú