(+51)(1)349-4617 (+51)956821642
INICIO / PRENSA / NOTICIAS INSTITUCIONAL / NOTICIAS DEL SECTOR MINERO

Las dos caras de la inversión minera en el Perú: Apurímac y Cajamarca

16 Enero, 2017

Un informe emitido por la Sociedad de Comercio Exterior del Perú (COMEXPERÚ) señala que son dos realidades totalmente distintas las que viven Apurímac y Cajamarca en relación a la inversión minera presentada en dichos departamentos. Apurímac ha sido el departamento que registró un mayor crecimiento a nivel nacional por segundo trimestre consecutivo, por otro lado Cajamarca se encuentra en una poderosa recesión ocasionada por sus resultados económicos negativos.


Apurímac y Cajamarca presentan dos realidades muy diferentes entorno a la inversión minera en su territorio. (www.fortune.com)


Según datos del Instituto Peruano de Economía (IPE), años atrás Apurímac era el departamento más pobre del Perú pero en la actualidad, gracias a la puesta en marcha del cuarto proyecto cuprífero más grande del mundo (Las Bambas), el departamento ha liderado el crecimiento a nivel regional con una tasa del 223%. Las Bambas generó empleos directos en sectores como transporte, almacenes, comunicaciones y servicios en general. 

“Gracias a este proyecto, el PBI de Apurímac del 2016 se incrementaría más del doble en relación con sus niveles de 2015”, indicaron representantes de COMEXPERÚ. Además, informaron que Apurímac fue el segundo departamento en registrar una mayor inversión en el sector minero a nivel nacional con US$1,600 millones en el 2015. Cabe indicar que solo fue superado por Arequipa que registró una inversión minera de US$1,800 millones.

El Ministerio de Energía y Minas (MEM) detalló que a partir del 2011 Apurímac se convirtió en un destino atractivo para la inversión minera, incrementando su cartera de proyectos en 7,121%. Entre los años 2010 y 2011 el departamento pasó de registrar US$11,6 millones a obtener US$837,6 millones en inversiones por el sector extractivo, obteniendo hasta la fecha más de 10,000 vacantes de empleo directo. 

Por otro lado, el panorama actual de Cajamarca es todo lo contrario ya que el radicalismo antiminero ha ocasionado que no se desarrollen megaproyectos de inversión que generarían un mayor desarrollo para el departamento y su población. Su economía ha presentado una disminución del 5,6% ocasionado por la caída de la inversión minera (-20,8%) y del sector agricultura (-3,8), permitiendo que la tasa de desempleo aumente considerablemente.

Estos resultados han permitido que Cajamarca se mantenga como el departamento más pobre del Perú al registrar una tasa de pobreza de 44,95%.  “Todo esto a pesar del enorme potencial minero que posee, pero que desaprovecha debido a posiciones ‘ambientalistas’ que muchas veces no tienen fundamento, como bien lo demuestra Apurímac. Esto nos permite observar una vez más cómo la postura que la sociedad adopta frente a la minería en nuestro país es clave para el desarrollo”, informaron los representantes de COMEXPERÚ. 

“Mientras una ha decidido apostar por la minería responsable como catalizadora del crecimiento, en una coexistencia pacífica con las actividades agrícolas, la otra se sume en el estancamiento económico a consecuencia de una ceguera masiva y que tiene como culpable al radicalismo antiminero”, finalizaron.




Las dos caras de la inversión minera en el Perú: Apurímac y Cajamarca

16 Enero, 2017

Un informe emitido por la Sociedad de Comercio Exterior del Perú (COMEXPERÚ) señala que son dos realidades totalmente distintas las que viven Apurímac y Cajamarca en relación a la inversión minera presentada en dichos departamentos. Apurímac ha sido el departamento que registró un mayor crecimiento a nivel nacional por segundo trimestre consecutivo, por otro lado Cajamarca se encuentra en una poderosa recesión ocasionada por sus resultados económicos negativos.


Apurímac y Cajamarca presentan dos realidades muy diferentes entorno a la inversión minera en su territorio. (www.fortune.com)


Según datos del Instituto Peruano de Economía (IPE), años atrás Apurímac era el departamento más pobre del Perú pero en la actualidad, gracias a la puesta en marcha del cuarto proyecto cuprífero más grande del mundo (Las Bambas), el departamento ha liderado el crecimiento a nivel regional con una tasa del 223%. Las Bambas generó empleos directos en sectores como transporte, almacenes, comunicaciones y servicios en general. 

“Gracias a este proyecto, el PBI de Apurímac del 2016 se incrementaría más del doble en relación con sus niveles de 2015”, indicaron representantes de COMEXPERÚ. Además, informaron que Apurímac fue el segundo departamento en registrar una mayor inversión en el sector minero a nivel nacional con US$1,600 millones en el 2015. Cabe indicar que solo fue superado por Arequipa que registró una inversión minera de US$1,800 millones.

El Ministerio de Energía y Minas (MEM) detalló que a partir del 2011 Apurímac se convirtió en un destino atractivo para la inversión minera, incrementando su cartera de proyectos en 7,121%. Entre los años 2010 y 2011 el departamento pasó de registrar US$11,6 millones a obtener US$837,6 millones en inversiones por el sector extractivo, obteniendo hasta la fecha más de 10,000 vacantes de empleo directo. 

Por otro lado, el panorama actual de Cajamarca es todo lo contrario ya que el radicalismo antiminero ha ocasionado que no se desarrollen megaproyectos de inversión que generarían un mayor desarrollo para el departamento y su población. Su economía ha presentado una disminución del 5,6% ocasionado por la caída de la inversión minera (-20,8%) y del sector agricultura (-3,8), permitiendo que la tasa de desempleo aumente considerablemente.

Estos resultados han permitido que Cajamarca se mantenga como el departamento más pobre del Perú al registrar una tasa de pobreza de 44,95%.  “Todo esto a pesar del enorme potencial minero que posee, pero que desaprovecha debido a posiciones ‘ambientalistas’ que muchas veces no tienen fundamento, como bien lo demuestra Apurímac. Esto nos permite observar una vez más cómo la postura que la sociedad adopta frente a la minería en nuestro país es clave para el desarrollo”, informaron los representantes de COMEXPERÚ. 

“Mientras una ha decidido apostar por la minería responsable como catalizadora del crecimiento, en una coexistencia pacífica con las actividades agrícolas, la otra se sume en el estancamiento económico a consecuencia de una ceguera masiva y que tiene como culpable al radicalismo antiminero”, finalizaron.




Visítanos en : Calle Los Canarios N° 105 Urb. San César II Etapa, La Molina - Perú