(+51)(1)349-4617 (+51)956821642

Fenómenos climatológicos afectan la producción minera de la región Áncash

30 Marzo, 2017

Diferentes regiones del Perú sufren los embates de la naturaleza con las fuertes lluvias, inundaciones y precipitaciones registradas por la presencia del fenómeno climatológico de El Niño Costero. La región Áncash es una de las afectadas ya que la carretera Pativilca – Conococha (vía para el traslado de concentrado mineral de la sierra de dicha región hacia Lima) se encuentra obstaculizada y presenta un tránsito de manera intermitente, lo cual perjudica enormemente su producción minera.



La carretera pativilca – Conococha se encuentra obstaculizada e impide el traslado de minerales de la sierra de la región Áncash hacia Lima. (Foto www.antamina.com)

El jefe del Departamento Legal y apoderado de la Compañía Minera Santa Luisa, Pedro Vera, indicó dicha vía mencionada aún no se encuentra libre de presentar nuevas paralizaciones porque se pronostican más lluvias en la región, lo cual terminaría por arrasar los terraplenes que sostienen el asfalto de la carretera. 

La empresa, que opera las minas polimetálicas Huanzalá y Pallca en la provincia ancashina de Bolognesi, aún no tiene programados envíos de minerales en este momento, por lo que el riesgo climático no la afecta aún. “El problema va a ser cuando se empiece a reconstruir la carretera y nadie pueda pasar”, agregó el ejecutivo. 

Asimismo, Vera explicó que el transporte de minerales utilizando la vía despejada demoraba normalmente 8 horas, pero en la actualidad debido al bloqueo de la carretera dicho proceso se realiza ahora en 12 horas. 

La minera Antamina, que tiene operaciones en la zona afectada, tomó la iniciativa de remediar los daños de dicha ruta. Según indicaron representantes de la empresa la vía reportó daños entre los kilómetros 48 y 68. En total se destinaron 160 equipos y maquinarias para afianzar los tramos afectados por la abrasión del río, beneficiando el tránsito de las poblaciones cercanas.



Fenómenos climatológicos afectan la producción minera de la región Áncash

30 Marzo, 2017

Diferentes regiones del Perú sufren los embates de la naturaleza con las fuertes lluvias, inundaciones y precipitaciones registradas por la presencia del fenómeno climatológico de El Niño Costero. La región Áncash es una de las afectadas ya que la carretera Pativilca – Conococha (vía para el traslado de concentrado mineral de la sierra de dicha región hacia Lima) se encuentra obstaculizada y presenta un tránsito de manera intermitente, lo cual perjudica enormemente su producción minera.



La carretera pativilca – Conococha se encuentra obstaculizada e impide el traslado de minerales de la sierra de la región Áncash hacia Lima. (Foto www.antamina.com)

El jefe del Departamento Legal y apoderado de la Compañía Minera Santa Luisa, Pedro Vera, indicó dicha vía mencionada aún no se encuentra libre de presentar nuevas paralizaciones porque se pronostican más lluvias en la región, lo cual terminaría por arrasar los terraplenes que sostienen el asfalto de la carretera. 

La empresa, que opera las minas polimetálicas Huanzalá y Pallca en la provincia ancashina de Bolognesi, aún no tiene programados envíos de minerales en este momento, por lo que el riesgo climático no la afecta aún. “El problema va a ser cuando se empiece a reconstruir la carretera y nadie pueda pasar”, agregó el ejecutivo. 

Asimismo, Vera explicó que el transporte de minerales utilizando la vía despejada demoraba normalmente 8 horas, pero en la actualidad debido al bloqueo de la carretera dicho proceso se realiza ahora en 12 horas. 

La minera Antamina, que tiene operaciones en la zona afectada, tomó la iniciativa de remediar los daños de dicha ruta. Según indicaron representantes de la empresa la vía reportó daños entre los kilómetros 48 y 68. En total se destinaron 160 equipos y maquinarias para afianzar los tramos afectados por la abrasión del río, beneficiando el tránsito de las poblaciones cercanas.



Visítanos en : Calle Los Canarios N° 105 Urb. San César II Etapa, La Molina - Perú