(+51)(1)349-4617 (+51)956821642
INICIO / PRENSA / NOTICIAS DEL SECTOR MINERO / NOTICIAS INSTITUCIONAL

CAMIPER impulsa la capacitación en métodos de fortificación que ayuden a reducir accidentes en minería

15 Abril, 2016

El desarrollo de la actividad minera subterránea tiene asociado, de forma inherente, una serie de riesgos que pueden colocar en peligro la integridad física de los trabajadores, siendo uno de los más recurrentes la caída de rocas. En este sentido, una forma para proporcionar un ambiente laboral más estable es la aplicación de técnicas y la utilización de instrumentos orientados al refuerzo de las estructuras como galerías y tajos, para preservar la integridad física de los trabajadores y garantizar el desarrollo continuo de la cadena de producción.




La caída o desprendimiento de rocas puede verse favorecido por las  condición inadecuada del macizo rocoso, Influenciada por el método de extracción empleado, el debilitamiento producido por las tronaduras y la perforación, así como la presencia de agua del subsuelo. Existen diferentes indicadores de un posible desprendimiento de rocas, a los cuales todos los trabajadores deben estar atentos, así podemos mencionar: el desplazamiento de cuñas, fracturas, fallas, el desvío del piso, entre otros.

Para el especialista de la Cámara Minera del Perú, Fernando Fernández Lagazio: “Resulta importante entender cómo se generan los mecanismos de falla en el macizo rocoso para poder aplicar soluciones y medidas de mitigación para prevenir y reducir las caídas y estallido de rocas en las operaciones subterráneas” Aparte de las condiciones geológicas del macizo rocoso, el factor humano se ha convertido en otra de las principales causas que provocan la ocurrencia de accidentes mineros por caída de rocas, así podemos mencionar la mala práctica de los trabajadores, que puede ser originada por la falta de conocimiento o exceso de confianza. Esto se produce, generalmente, cuando los operarios  no desarrollan tareas como la acuñadura de rocas, ya que consideran esta actividad como innecesaria o se limitan únicamente a acuñar aquellas rocas que a simple vista se aprecian sueltas. 

Otra posibilidad de riesgo se origina cuando, después de inspeccionar y evaluar la zona de trabajo, se opta por llevar a cabo una simple acuñadura en aquellas áreas donde se requiere aplicar técnicas de fortificación. También podemos mencionar que el personal desarrolla su faena sin tener en cuenta las recomendaciones establecidas en los Procedimientos Escritos de Trabajo Seguro (PETS), como ejemplo de esto podemos mencionar a los trabajadores que se  ubican sobre la línea de posible caída de las rocas, al momento de realizar el desatado de rocas, lo que termina provocando lesiones en su integridad física. Por este motivo CAMIPER se encuentra desarrollando constantemente programas de capacitación para contribuir a que los trabajadores del sector tomen conciencia sobre la importancia de realizar sus funciones de forma responsable e identificar los signos que advierten sobre una posible caída de rocas, lo que ayuda a la reducción de accidentes.

Actualmente, las empresas suelen utilizar diversos productos y materiales para la fortificación de las estructuras, tales como pernos, marcos, mallas, shotcrete, cuya utilización tiene como finalidad provocar que los trabajadores y los equipos se encuentren seguros dentro del área de trabajo. Durante los últimos años se ha recurrido al uso de fibra sintética estructural como refuerzo para el shotcrete, debido al valor añadido que tiene en comparación con las estructuras metálicas.

Se debe tener en cuenta que en las operaciones subterráneas las aguas resultan ser muy abrasivas y terminan deteriorando los refuerzos de acero, cosa que en la fibra sintética no ocurre. Entre otros beneficios podemos mencionar que este material tiene un costo menor que el acero, ambientalmente resulta más amable con el ecosistema, ya que se disminuyen las emisiones de dióxido de carbono, contribuye a reducir en un 40% la inversión en material, gran resistencia durante la deformación con la masa rocosa, asegura una prolongada durabilidad al no correr riesgo de oxidación y es más dúctil, acoplándose, a las dimensiones de las estructuras, lo que no ocurre en el caso de la malla de acero que, al quedar tirante, deja espacios en relación con las superficies de túneles, que luego hay que rellenar con hormigón proyectado.

Durante los últimos años, la minería chilena ha hecho uso de esta tecnología en el desarrollo de los proyectos más importantes y estratégicos, como en los túneles de Chuquicamata, el pique de ventilación N°1 Chuquicamata Subterránea, desarrollo de Túneles en Nuevo Nivel Mina El Teniente y Radier Espesador de Relaves en proyectos de propiedad de la Sociedad Contractual Minera Sierra Gorda y de Minera Santa Inés de Collahuasi, entre otros, obteniendo óptimos resultados.

De esta forma puede verse que las empresas mineras deben de dedicar tiempos y recursos a la utilización de los métodos y técnicas de fortificación más adecuadas para prevenir y reducir la ocurrencia de caída de rocas en el desarrollo de las labores para preservar la integridad de los trabajadores y garantizar el desarrollo del proyecto extractivo.





CAMIPER impulsa la capacitación en métodos de fortificación que ayuden a reducir accidentes en minería

15 Abril, 2016

El desarrollo de la actividad minera subterránea tiene asociado, de forma inherente, una serie de riesgos que pueden colocar en peligro la integridad física de los trabajadores, siendo uno de los más recurrentes la caída de rocas. En este sentido, una forma para proporcionar un ambiente laboral más estable es la aplicación de técnicas y la utilización de instrumentos orientados al refuerzo de las estructuras como galerías y tajos, para preservar la integridad física de los trabajadores y garantizar el desarrollo continuo de la cadena de producción.




La caída o desprendimiento de rocas puede verse favorecido por las  condición inadecuada del macizo rocoso, Influenciada por el método de extracción empleado, el debilitamiento producido por las tronaduras y la perforación, así como la presencia de agua del subsuelo. Existen diferentes indicadores de un posible desprendimiento de rocas, a los cuales todos los trabajadores deben estar atentos, así podemos mencionar: el desplazamiento de cuñas, fracturas, fallas, el desvío del piso, entre otros.

Para el especialista de la Cámara Minera del Perú, Fernando Fernández Lagazio: “Resulta importante entender cómo se generan los mecanismos de falla en el macizo rocoso para poder aplicar soluciones y medidas de mitigación para prevenir y reducir las caídas y estallido de rocas en las operaciones subterráneas” Aparte de las condiciones geológicas del macizo rocoso, el factor humano se ha convertido en otra de las principales causas que provocan la ocurrencia de accidentes mineros por caída de rocas, así podemos mencionar la mala práctica de los trabajadores, que puede ser originada por la falta de conocimiento o exceso de confianza. Esto se produce, generalmente, cuando los operarios  no desarrollan tareas como la acuñadura de rocas, ya que consideran esta actividad como innecesaria o se limitan únicamente a acuñar aquellas rocas que a simple vista se aprecian sueltas. 

Otra posibilidad de riesgo se origina cuando, después de inspeccionar y evaluar la zona de trabajo, se opta por llevar a cabo una simple acuñadura en aquellas áreas donde se requiere aplicar técnicas de fortificación. También podemos mencionar que el personal desarrolla su faena sin tener en cuenta las recomendaciones establecidas en los Procedimientos Escritos de Trabajo Seguro (PETS), como ejemplo de esto podemos mencionar a los trabajadores que se  ubican sobre la línea de posible caída de las rocas, al momento de realizar el desatado de rocas, lo que termina provocando lesiones en su integridad física. Por este motivo CAMIPER se encuentra desarrollando constantemente programas de capacitación para contribuir a que los trabajadores del sector tomen conciencia sobre la importancia de realizar sus funciones de forma responsable e identificar los signos que advierten sobre una posible caída de rocas, lo que ayuda a la reducción de accidentes.

Actualmente, las empresas suelen utilizar diversos productos y materiales para la fortificación de las estructuras, tales como pernos, marcos, mallas, shotcrete, cuya utilización tiene como finalidad provocar que los trabajadores y los equipos se encuentren seguros dentro del área de trabajo. Durante los últimos años se ha recurrido al uso de fibra sintética estructural como refuerzo para el shotcrete, debido al valor añadido que tiene en comparación con las estructuras metálicas.

Se debe tener en cuenta que en las operaciones subterráneas las aguas resultan ser muy abrasivas y terminan deteriorando los refuerzos de acero, cosa que en la fibra sintética no ocurre. Entre otros beneficios podemos mencionar que este material tiene un costo menor que el acero, ambientalmente resulta más amable con el ecosistema, ya que se disminuyen las emisiones de dióxido de carbono, contribuye a reducir en un 40% la inversión en material, gran resistencia durante la deformación con la masa rocosa, asegura una prolongada durabilidad al no correr riesgo de oxidación y es más dúctil, acoplándose, a las dimensiones de las estructuras, lo que no ocurre en el caso de la malla de acero que, al quedar tirante, deja espacios en relación con las superficies de túneles, que luego hay que rellenar con hormigón proyectado.

Durante los últimos años, la minería chilena ha hecho uso de esta tecnología en el desarrollo de los proyectos más importantes y estratégicos, como en los túneles de Chuquicamata, el pique de ventilación N°1 Chuquicamata Subterránea, desarrollo de Túneles en Nuevo Nivel Mina El Teniente y Radier Espesador de Relaves en proyectos de propiedad de la Sociedad Contractual Minera Sierra Gorda y de Minera Santa Inés de Collahuasi, entre otros, obteniendo óptimos resultados.

De esta forma puede verse que las empresas mineras deben de dedicar tiempos y recursos a la utilización de los métodos y técnicas de fortificación más adecuadas para prevenir y reducir la ocurrencia de caída de rocas en el desarrollo de las labores para preservar la integridad de los trabajadores y garantizar el desarrollo del proyecto extractivo.





Visítanos en : Calle Los Canarios N° 105 Urb. San César II Etapa, La Molina - Perú