(+51)(1)349-4617 (+51)956821642

CAMIPER y el uso de voladuras controladas como medida para reforzar la estabilidad del macizo rocoso

25 Abril, 2016

Optimizar las condiciones de estabilidad  para resguardar la seguridad de los trabajadores es uno de los aspectos fundamentales en el desarrollo de las operaciones subterráneas, en este sentido la utilización de una voladura controlada evita el agrietamiento excesivo de la roca remanente, con lo que se contribuye a minimizar las posibilidades del desprendimiento o caída de rocas, que es una de las principales causas de accidentes, que termina ocasionando pérdidas humanas y económicas. Hay que indicar que en los proyectos a tajo abierto la utilización de esta técnica contribuye a reforzar la estabilidad de los taludes.




Como producto de la ejecución de voladuras durante el proceso de minado, se presentan una serie de vibraciones que terminan originando daño a la estructura del macizo rocoso. Por lo tanto, el diseño de las tronaduras se deberá realizar teniendo en cuenta la utilización de una carga explosiva que genere el menor nivel de alteraciones posibles. Para contribuir con esto, la Cámara Minera del Perú fomenta la utilización de las voladuras controladas, que tienen como objetivo reducir la sobrerotura (overbreak),  mantener paredes y techos lisos, reducir el consumo de concreto, así como de elementos de sostenimiento (mallas, pernos de anclaje, shotcrete, etc.). 

Los explosivos utilizados en las voladuras controladas deben seleccionarse para provocar el menor número posible de vibraciones en el macizo rocoso. (mineriahoy.com).
El especialista de la Cámara Minera del Perú, Vidal Navarro Torres, manifestó al respecto: “Conceptualmente, el desarrollo de las voladuras controladas consiste en el empleo de cargas explosivas lineares de baja energía colocadas en taladros muy cercanos entre sí, que se disparan en forma simultánea para crear y controlar la formación de una grieta o plano de rotura continuo. Entre las principales ventajas que supone su aplicación podemos mencionar que produce menor agrietamiento en la roca remanente, contribuyendo a mejorar el autosostenimiento de las excavaciones”.

Sin embargo, así como tiene aspectos positivos, el uso de la voladura controlada también reporta una serie de desventajas, entre las que podemos mencionar: un costo mayor en relación con la voladura normal, ya que se requiere de mayor rango de perforación y empleo de explosivos especiales o acondicionados; provoca una mayor demora en la obra, debido al aumento en el trabajo de perforación; por último, en algunos terrenos no llega a dar los resultados esperados, como es el caso del trabajo sobre material detrítico incompetente o deleznable, por el contrario, obtiene mejores resultados en rocas homogéneas y competentes.
Son varias las técnicas de voladura controlada desarrolladas durante los últimos años, pero las más aplicadas son: voladura de precorte, de recorte y amortiguadas. La primera consiste en crear, en la roca, una discontinuidad o plano de fractura (grieta continua) antes de disparar la voladura principal, mediante una fila de taladros, generalmente de pequeño diámetro, distribuidos de forma muy próxima, con cargas explosivas desacopladas y disparos instantáneos.

La técnica de la voladura de recorte es similar, también utiliza taladros cercanos con cargas desacopladas, pero la gran diferencia es que se emplea después de disparar la voladura principal. Finalmente, la voladura amortiguada es básicamente una tronadura convencional, pero en la que se ha modificado la última o penúltima fila de taladros con cargas menores de explosivos y desacopladas, aunque el disparo se realiza normalmente en una sola etapa. Esta técnica, también llamada suave o cushion blasting, ha incrementado sus posibilidades con el desarrollo de nuevos procedimientos como la ADP (Air Deck Prespliting) y el desarrollo de cargas especiales de baja densidad, tipo Examon-R o ANFO combinado con prills de polietileno.

Como se ha mencionado antes, la utilización de la voladura controlada no solo se aplica en los proyectos subterráneos, también se pone en práctica en operaciones superficiales. Como muestra de esto podemos mencionar que el 2015 la Sociedad Minera Cerro Verde (Arequipa, Perú) utilizó la técnica de voladura por precorte, con la finalidad de mejorar la estabilidad de los taludes y la integridad de las paredes finales.

 En esta operación a cielo abierto se aplicó este método y los resultados fueron satisfactorios, ya que se logró obtener una pared estable. Al medir la vibración aplicando este procedimiento, se logró filtrar el efecto de la vibración del disparo en un orden del 54%. Los responsables de este análisis concluyeron que si bien esta técnica resulta costosa, también es bastante beneficiosa por razones económicas y de seguridad, ya que contribuye a recuperar mayor cantidad de mineral y a preservar taludes más estables.

La optimización de la voladura resulta de tanta importancia para la industria minera, tanto desde el punto de vista de la seguridad de las operaciones como del rendimiento económico,  que se deben destacar los constantes esfuerzos realizados por las empresas para mejorar el nivel de especialización de sus trabajadores. Por ejemplo, en mayo del 2015 el Clúster Minero de Zacatecas, México (Clusmin), a través del Comité de Talento Humano, realizó el taller Principios Básicos en el Uso de Explosivos y Voladuras Seguras en la Minería Moderna, al que asistieron más de 50 trabajadores procedentes de diversos proyectos como: Tayahua, Peñasquito, El Coronel, Fresnillo, Saucito, Madero y Capstone Gold de Zacatecas; así como El Porvenir y Santa Francisca de Aguascalientes, Cypcna de Puebla, Santa Bárbara de Chihuahua y Carcas de San Luis de Potosí.

La aplicación de voladuras controladas a corto, mediano y largo plazo se establece como  una alternativa a tener en cuenta para reducir el número de accidentes en el desarrollo de las operaciones mineras, ya que su aplicación tiene como finalidad optimizar las condiciones de seguridad en los proyectos extractivos, reduciendo y previniendo la ocurrencia de accidentes como caída de rocas, en los yacimiento subterráneos o  el desmoronamiento de taludes en las minas superficiales.

Optimizar las condiciones de estabilidad  para resguardar la seguridad de los trabajadores es uno de los aspectos fundamentales en el desarrollo de las operaciones subterráneas, en este sentido la utilización de una voladura controlada evita el agrietamiento excesivo de la roca remanente, con lo que se contribuye a minimizar las posibilidades del desprendimiento o caída de rocas, que es una de las principales causas de accidentes, que termina ocasionando pérdidas humanas y económicas. Hay que indicar que en los proyectos a tajo abierto la utilización de esta técnica contribuye a reforzar la estabilidad de los taludes



CAMIPER y el uso de voladuras controladas como medida para reforzar la estabilidad del macizo rocoso

25 Abril, 2016

Optimizar las condiciones de estabilidad  para resguardar la seguridad de los trabajadores es uno de los aspectos fundamentales en el desarrollo de las operaciones subterráneas, en este sentido la utilización de una voladura controlada evita el agrietamiento excesivo de la roca remanente, con lo que se contribuye a minimizar las posibilidades del desprendimiento o caída de rocas, que es una de las principales causas de accidentes, que termina ocasionando pérdidas humanas y económicas. Hay que indicar que en los proyectos a tajo abierto la utilización de esta técnica contribuye a reforzar la estabilidad de los taludes.




Como producto de la ejecución de voladuras durante el proceso de minado, se presentan una serie de vibraciones que terminan originando daño a la estructura del macizo rocoso. Por lo tanto, el diseño de las tronaduras se deberá realizar teniendo en cuenta la utilización de una carga explosiva que genere el menor nivel de alteraciones posibles. Para contribuir con esto, la Cámara Minera del Perú fomenta la utilización de las voladuras controladas, que tienen como objetivo reducir la sobrerotura (overbreak),  mantener paredes y techos lisos, reducir el consumo de concreto, así como de elementos de sostenimiento (mallas, pernos de anclaje, shotcrete, etc.). 

Los explosivos utilizados en las voladuras controladas deben seleccionarse para provocar el menor número posible de vibraciones en el macizo rocoso. (mineriahoy.com).
El especialista de la Cámara Minera del Perú, Vidal Navarro Torres, manifestó al respecto: “Conceptualmente, el desarrollo de las voladuras controladas consiste en el empleo de cargas explosivas lineares de baja energía colocadas en taladros muy cercanos entre sí, que se disparan en forma simultánea para crear y controlar la formación de una grieta o plano de rotura continuo. Entre las principales ventajas que supone su aplicación podemos mencionar que produce menor agrietamiento en la roca remanente, contribuyendo a mejorar el autosostenimiento de las excavaciones”.

Sin embargo, así como tiene aspectos positivos, el uso de la voladura controlada también reporta una serie de desventajas, entre las que podemos mencionar: un costo mayor en relación con la voladura normal, ya que se requiere de mayor rango de perforación y empleo de explosivos especiales o acondicionados; provoca una mayor demora en la obra, debido al aumento en el trabajo de perforación; por último, en algunos terrenos no llega a dar los resultados esperados, como es el caso del trabajo sobre material detrítico incompetente o deleznable, por el contrario, obtiene mejores resultados en rocas homogéneas y competentes.
Son varias las técnicas de voladura controlada desarrolladas durante los últimos años, pero las más aplicadas son: voladura de precorte, de recorte y amortiguadas. La primera consiste en crear, en la roca, una discontinuidad o plano de fractura (grieta continua) antes de disparar la voladura principal, mediante una fila de taladros, generalmente de pequeño diámetro, distribuidos de forma muy próxima, con cargas explosivas desacopladas y disparos instantáneos.

La técnica de la voladura de recorte es similar, también utiliza taladros cercanos con cargas desacopladas, pero la gran diferencia es que se emplea después de disparar la voladura principal. Finalmente, la voladura amortiguada es básicamente una tronadura convencional, pero en la que se ha modificado la última o penúltima fila de taladros con cargas menores de explosivos y desacopladas, aunque el disparo se realiza normalmente en una sola etapa. Esta técnica, también llamada suave o cushion blasting, ha incrementado sus posibilidades con el desarrollo de nuevos procedimientos como la ADP (Air Deck Prespliting) y el desarrollo de cargas especiales de baja densidad, tipo Examon-R o ANFO combinado con prills de polietileno.

Como se ha mencionado antes, la utilización de la voladura controlada no solo se aplica en los proyectos subterráneos, también se pone en práctica en operaciones superficiales. Como muestra de esto podemos mencionar que el 2015 la Sociedad Minera Cerro Verde (Arequipa, Perú) utilizó la técnica de voladura por precorte, con la finalidad de mejorar la estabilidad de los taludes y la integridad de las paredes finales.

 En esta operación a cielo abierto se aplicó este método y los resultados fueron satisfactorios, ya que se logró obtener una pared estable. Al medir la vibración aplicando este procedimiento, se logró filtrar el efecto de la vibración del disparo en un orden del 54%. Los responsables de este análisis concluyeron que si bien esta técnica resulta costosa, también es bastante beneficiosa por razones económicas y de seguridad, ya que contribuye a recuperar mayor cantidad de mineral y a preservar taludes más estables.

La optimización de la voladura resulta de tanta importancia para la industria minera, tanto desde el punto de vista de la seguridad de las operaciones como del rendimiento económico,  que se deben destacar los constantes esfuerzos realizados por las empresas para mejorar el nivel de especialización de sus trabajadores. Por ejemplo, en mayo del 2015 el Clúster Minero de Zacatecas, México (Clusmin), a través del Comité de Talento Humano, realizó el taller Principios Básicos en el Uso de Explosivos y Voladuras Seguras en la Minería Moderna, al que asistieron más de 50 trabajadores procedentes de diversos proyectos como: Tayahua, Peñasquito, El Coronel, Fresnillo, Saucito, Madero y Capstone Gold de Zacatecas; así como El Porvenir y Santa Francisca de Aguascalientes, Cypcna de Puebla, Santa Bárbara de Chihuahua y Carcas de San Luis de Potosí.

La aplicación de voladuras controladas a corto, mediano y largo plazo se establece como  una alternativa a tener en cuenta para reducir el número de accidentes en el desarrollo de las operaciones mineras, ya que su aplicación tiene como finalidad optimizar las condiciones de seguridad en los proyectos extractivos, reduciendo y previniendo la ocurrencia de accidentes como caída de rocas, en los yacimiento subterráneos o  el desmoronamiento de taludes en las minas superficiales.

Optimizar las condiciones de estabilidad  para resguardar la seguridad de los trabajadores es uno de los aspectos fundamentales en el desarrollo de las operaciones subterráneas, en este sentido la utilización de una voladura controlada evita el agrietamiento excesivo de la roca remanente, con lo que se contribuye a minimizar las posibilidades del desprendimiento o caída de rocas, que es una de las principales causas de accidentes, que termina ocasionando pérdidas humanas y económicas. Hay que indicar que en los proyectos a tajo abierto la utilización de esta técnica contribuye a reforzar la estabilidad de los taludes



Visítanos en : Calle Los Canarios N° 105 Urb. San César II Etapa, La Molina - Perú