(+51)(1)349-4617 (+51)956821642

CAMIPER difunde la aplicación del coaching ontológico para obtener mayor rentabilidad y seguridad en las operaciones mineras

07 Junio, 2016

Durante los últimos años la mayoría de las empresas mineras han visto reducido su nivel de rentabilidad, debido a que la crisis que viene atravesando el sector ha imposibilitado que se alcancen todos los objetivos trazados. Esta situación ha provocado que resulte necesaria una política de gestión orientada a optimizar los diversos procesos que forman parte de la actividad extractiva, como: perforación, voladura, acarreo, transporte y trabajo en la planta concentradora. Esta situación ha demostrado la necesidad de implantar nuevos mecanismos que contribuyan a la consecución de los estándares de máximo rendimiento de los trabajadores. Una de las herramientas diseñadas para contribuir a la consecución de este objetivo es el coaching ontológico, que es una disciplina profesional emergente que brinda asistencia para que los grupos humanos puedan identificar y  superar aquellos elementos que se convierten en obstáculos y así alcancen su máximo rendimiento.

La Cámara Minera del Perú (CAMIPER), como parte de su compromiso constante por optimizar el desarrollo y consolidación de la minería en el Perú y Latinoamérica, contribuye con la difusión de nuevas técnicas que permitan obtener los máximos resultados posibles de los trabajadores. Por este motivo, CAMIPER llevará a cabo la conferencia: “Coaching Ontológico y FODA Personal para el Desarrollo Integral del Profesional Minero”. Esta destacada ponencia estará a cargo del Dr. Carlos Castagnola Sánchez, Asesor de Alta Dirección de la Cámara Minera del Perú. Esta presentación formará parte del I Seminario “Estrategias Efectivas para Alcanzar el Éxito en el Sector Minero”, que se realizará los días 24 y 25 de junio en la sala Raúl Porras Barrenechea del Congreso de la República.



La aplicación del coaching ontológico busca motivar a los trabajadores para que alcancen su mayor rendimiento.

Se puede afirmar que el coaching ontológico es una disciplina que aporta una manera diferente de interpretar a los seres humanos, analiza el modo en el que se relacionan, la manera de actuar y de alcanzar los objetivos que se proponen para sí mismos, para sus empresas y la sociedad. Este método se concentra en la obtención de metas, principios y valores a nivel de toda la organización. Esto quiere decir que los jefes deben apoyar a los trabajadores para alcanzar los objetivos.

“El coaching ontológico  se involucra directamente con todo lo que tiene que ver con los logros hacia el futuro. Consiste en asistir a una persona o grupo de individuos para que puedan conseguir los objetivos que parecen inalcanzables en un primer momento. Está relacionado con un cambio paradigmático. Este método tiene una raíz filosófica fundamental que destaca la importancia del lenguaje en la naturaleza del ser humano, indica que este elemento sirve para representar lo que sucede en el exterior. Es decir, el ser humano no tiene contacto directo con la realidad, sino con la interpretación que realiza de dicha realidad. Entonces, se puede afirmar que nosotros podemos afirmar que somos y logramos aquello que vive en nuestras conversaciones, no solo las que mantenemos con otros, sino con nosotros mismos. A modo de conclusión se puede afirmar que este modelo se basa en la capacidad de obtener logros extraordinarios a partir de producir cambios y trabajar con nuestras conversaciones”, indicó el Dr. Carlos Castagnola Sánchez, Asesor de Alta Dirección de la Cámara Minera del Perú.

Esta práctica ha ganado en importancia durante los últimos años, como una muestra clara de que el mundo laboral está abandonando el viejo modelo de la revolución industrial, en lo que a forma de gestión y dirección se refiere. Resulta importante que aquellos que ocupan los puestos de dirección desarrollen habilidades de coach, permitiendo entender lo que está pasando e identificando aquello que está faltando para la obtención de los resultados deseados.

La importancia que tiene la aplicación del coaching es que facilita que las personas se adapten a los cambios de manera rápida y eficaz, moviliza los valores centrales y los compromisos del ser humano; renueva las relaciones y hace eficaz la comunicación en los sistemas humanos; estimula a las personas hacia la producción de resultados sin precedentes; predispone a las personas para la colaboración, el trabajo en equipo y la creación de consenso; finalmente, impulsa la potencialidad de los trabajadores, permitiéndoles alcanzar objetivos que de otra manera serían considerados como inalcanzables. Para una correcta aplicación del Coaching Ontológico es necesario que cada trabajador conozca su FODA personal (fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas).

En Latinoamérica, Chile es uno de los países pioneros en la aplicación del coaching ontológico: “El objetivo es que la persona se conecte con su ser más profundo para que se pueda producir un cambio de perspectiva. El coaching ontológico cuestiona, con respeto, las formas en que las personas y equipos de trabajo perciben sus realidades y situaciones para permitirles cambiar aquellas estrategias que, aunque en el pasado dieron un buen resultado, en la actualidad puede que no tengan la misma efectividad, el objetivo es reemplazarlas por otras que resulten más efectivas para lograr los resultados deseados”, explica el Doctor en filosofía,  Rafael Echeverría, uno de los impulsores de este método en todo el mundo y actual Presidente de la consultora Newfield Consulting.



El coaching ontológico promueve la motivación de los trabajadores para que se alcancen los objetivos en el desarrollo de las operaciones mineras.

A modo de ejemplo, en toda operación minera, tanto subterránea como superficial, se realizan las reuniones diarias de coordinación previas al inicio de la operación minera, con dos objetivos bien definidos: aumentar la producción de los diferentes procesos (perforación, voladura, carguío, etc), y también incidir en la seguridad de cada uno de los trabajadores. Entonces, el coaching ontológico se debe constituir como una herramienta basada en la motivación de los trabajadores para fomentar la consecución de una actividad minera con mayores estándares de productividad y seguridad.

El problema es que muchas veces los profesionales o técnicos que realizan estas reuniones previas con el personal operativo en interior mina, desarrollan una gestión deficiente en lo relacionado con la dirección de su equipo. Con la finalidad que alcancen las metas trazadas, recurren a la exigencia y amenaza en lugar de la motivación. En este sentido, la idea es romper con este paradigma y optar por la aplicación del coaching ontológico para conocer las causas por las que los colaboradores no alcanzan los objetivos planteados y así poder motivarlos para que cumplan con lo planificado, partiendo del principio que un trabajador motivado aumenta su rendimiento.

En relación con el mismo objetivo, el conocimiento de la fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas de cada trabajador, ayuda a optimizar los resultados y evitar futuros problemas. Por ejemplo, en caso de realizarse una perforación en un tajo de 1.60m de altura, no resulta recomendable emplear a un trabajador que tenga una altura muy superior (1.90m), ya que sus características fisiológicas impedirán que realice una buena tarea y se corre el riesgo que padezca una futura lesión de la columna vertebral. Finalmente, el aumentar la motivación de los trabajadores y hacer uso del conocimiento del recurso humano, contribuye a optimizar el trabajo realizado y que los propios colaboradores desarrollen un grado de satisfacción por los resultados obtenidos.



CAMIPER difunde la aplicación del coaching ontológico para obtener mayor rentabilidad y seguridad en las operaciones mineras

07 Junio, 2016

Durante los últimos años la mayoría de las empresas mineras han visto reducido su nivel de rentabilidad, debido a que la crisis que viene atravesando el sector ha imposibilitado que se alcancen todos los objetivos trazados. Esta situación ha provocado que resulte necesaria una política de gestión orientada a optimizar los diversos procesos que forman parte de la actividad extractiva, como: perforación, voladura, acarreo, transporte y trabajo en la planta concentradora. Esta situación ha demostrado la necesidad de implantar nuevos mecanismos que contribuyan a la consecución de los estándares de máximo rendimiento de los trabajadores. Una de las herramientas diseñadas para contribuir a la consecución de este objetivo es el coaching ontológico, que es una disciplina profesional emergente que brinda asistencia para que los grupos humanos puedan identificar y  superar aquellos elementos que se convierten en obstáculos y así alcancen su máximo rendimiento.

La Cámara Minera del Perú (CAMIPER), como parte de su compromiso constante por optimizar el desarrollo y consolidación de la minería en el Perú y Latinoamérica, contribuye con la difusión de nuevas técnicas que permitan obtener los máximos resultados posibles de los trabajadores. Por este motivo, CAMIPER llevará a cabo la conferencia: “Coaching Ontológico y FODA Personal para el Desarrollo Integral del Profesional Minero”. Esta destacada ponencia estará a cargo del Dr. Carlos Castagnola Sánchez, Asesor de Alta Dirección de la Cámara Minera del Perú. Esta presentación formará parte del I Seminario “Estrategias Efectivas para Alcanzar el Éxito en el Sector Minero”, que se realizará los días 24 y 25 de junio en la sala Raúl Porras Barrenechea del Congreso de la República.



La aplicación del coaching ontológico busca motivar a los trabajadores para que alcancen su mayor rendimiento.

Se puede afirmar que el coaching ontológico es una disciplina que aporta una manera diferente de interpretar a los seres humanos, analiza el modo en el que se relacionan, la manera de actuar y de alcanzar los objetivos que se proponen para sí mismos, para sus empresas y la sociedad. Este método se concentra en la obtención de metas, principios y valores a nivel de toda la organización. Esto quiere decir que los jefes deben apoyar a los trabajadores para alcanzar los objetivos.

“El coaching ontológico  se involucra directamente con todo lo que tiene que ver con los logros hacia el futuro. Consiste en asistir a una persona o grupo de individuos para que puedan conseguir los objetivos que parecen inalcanzables en un primer momento. Está relacionado con un cambio paradigmático. Este método tiene una raíz filosófica fundamental que destaca la importancia del lenguaje en la naturaleza del ser humano, indica que este elemento sirve para representar lo que sucede en el exterior. Es decir, el ser humano no tiene contacto directo con la realidad, sino con la interpretación que realiza de dicha realidad. Entonces, se puede afirmar que nosotros podemos afirmar que somos y logramos aquello que vive en nuestras conversaciones, no solo las que mantenemos con otros, sino con nosotros mismos. A modo de conclusión se puede afirmar que este modelo se basa en la capacidad de obtener logros extraordinarios a partir de producir cambios y trabajar con nuestras conversaciones”, indicó el Dr. Carlos Castagnola Sánchez, Asesor de Alta Dirección de la Cámara Minera del Perú.

Esta práctica ha ganado en importancia durante los últimos años, como una muestra clara de que el mundo laboral está abandonando el viejo modelo de la revolución industrial, en lo que a forma de gestión y dirección se refiere. Resulta importante que aquellos que ocupan los puestos de dirección desarrollen habilidades de coach, permitiendo entender lo que está pasando e identificando aquello que está faltando para la obtención de los resultados deseados.

La importancia que tiene la aplicación del coaching es que facilita que las personas se adapten a los cambios de manera rápida y eficaz, moviliza los valores centrales y los compromisos del ser humano; renueva las relaciones y hace eficaz la comunicación en los sistemas humanos; estimula a las personas hacia la producción de resultados sin precedentes; predispone a las personas para la colaboración, el trabajo en equipo y la creación de consenso; finalmente, impulsa la potencialidad de los trabajadores, permitiéndoles alcanzar objetivos que de otra manera serían considerados como inalcanzables. Para una correcta aplicación del Coaching Ontológico es necesario que cada trabajador conozca su FODA personal (fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas).

En Latinoamérica, Chile es uno de los países pioneros en la aplicación del coaching ontológico: “El objetivo es que la persona se conecte con su ser más profundo para que se pueda producir un cambio de perspectiva. El coaching ontológico cuestiona, con respeto, las formas en que las personas y equipos de trabajo perciben sus realidades y situaciones para permitirles cambiar aquellas estrategias que, aunque en el pasado dieron un buen resultado, en la actualidad puede que no tengan la misma efectividad, el objetivo es reemplazarlas por otras que resulten más efectivas para lograr los resultados deseados”, explica el Doctor en filosofía,  Rafael Echeverría, uno de los impulsores de este método en todo el mundo y actual Presidente de la consultora Newfield Consulting.



El coaching ontológico promueve la motivación de los trabajadores para que se alcancen los objetivos en el desarrollo de las operaciones mineras.

A modo de ejemplo, en toda operación minera, tanto subterránea como superficial, se realizan las reuniones diarias de coordinación previas al inicio de la operación minera, con dos objetivos bien definidos: aumentar la producción de los diferentes procesos (perforación, voladura, carguío, etc), y también incidir en la seguridad de cada uno de los trabajadores. Entonces, el coaching ontológico se debe constituir como una herramienta basada en la motivación de los trabajadores para fomentar la consecución de una actividad minera con mayores estándares de productividad y seguridad.

El problema es que muchas veces los profesionales o técnicos que realizan estas reuniones previas con el personal operativo en interior mina, desarrollan una gestión deficiente en lo relacionado con la dirección de su equipo. Con la finalidad que alcancen las metas trazadas, recurren a la exigencia y amenaza en lugar de la motivación. En este sentido, la idea es romper con este paradigma y optar por la aplicación del coaching ontológico para conocer las causas por las que los colaboradores no alcanzan los objetivos planteados y así poder motivarlos para que cumplan con lo planificado, partiendo del principio que un trabajador motivado aumenta su rendimiento.

En relación con el mismo objetivo, el conocimiento de la fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas de cada trabajador, ayuda a optimizar los resultados y evitar futuros problemas. Por ejemplo, en caso de realizarse una perforación en un tajo de 1.60m de altura, no resulta recomendable emplear a un trabajador que tenga una altura muy superior (1.90m), ya que sus características fisiológicas impedirán que realice una buena tarea y se corre el riesgo que padezca una futura lesión de la columna vertebral. Finalmente, el aumentar la motivación de los trabajadores y hacer uso del conocimiento del recurso humano, contribuye a optimizar el trabajo realizado y que los propios colaboradores desarrollen un grado de satisfacción por los resultados obtenidos.



Visítanos en : Calle Los Canarios N° 105 Urb. San César II Etapa, La Molina - Perú