(+51)(1)349-4617 (+51)956821642
INICIO / PRENSA / NOTICIAS DEL SECTOR MINERO / NOTICIAS INSTITUCIONAL

CAMIPER y el empleo del eneagrama y el análisis transaccional para una operación minera más rentable y segura

10 Junio, 2016

Dentro de toda empresa se debe contar con trabajadores que dominen los conocimientos especializados requeridos para cada puesto. Además, deben contar con cualidades personales que contribuyan a la consecución de un trabajo más productivo y seguro. En el caso particular de la actividad minera, es necesario recurrir a la utilización de herramientas como el eneagrama y  el análisis transaccional para contribuir a optimizar los procesos productivos y realizar una actividad con mayor nivel de seguridad, lo que significa menor número de accidentes y la consolidación de una mejor imagen de todo el negocio minero.



Las empresas mineras deben identificar las respuestas psicológicas de los trabajadores ante las medidas de seguridad durante la realización de la operación minera

Como parte de su contribución permanente a la optimización  de la minería en el Perú y Latinoamérica, la Cámara Minera del Perú (CAMIPER) promueve la difusión y aplicación de nuevas técnicas orientadas al análisis integral de los trabajadores y a solucionar aquellas conductas o relaciones interpersonales que pueden poner en riesgo el bienestar del negocio minero. Como ejemplo de esto, CAMIPER llevará a cabo la conferencia: “Eneagrama y Análisis Transaccional para Vencer las Emociones Negativas en el Sector Minero”. Esta destacada ponencia estará a cargo del Dr. Carlos Castagnola Sánchez, Asesor de Alta Dirección de la Cámara Minera del Perú. Esta presentación formará parte del I Seminario Estrategias Efectivas para Alcanzar el Éxito en el Sector Minero”, que se realizará los días 24 y 25 de junio en la sala Raúl Porras Barrenechea del Congreso de la República.

El eneagrama es una especie de manual para que cada individuo pueda conocerse, reconocerse, valorarse y aceptarse. Se sustenta en el principio que aquel trabajador que se ama y respeta a sí mismo, también lo hará con los demás. Por su parte, el análisis transaccional parte de una postura psicológica, según la cual el ser humano está marcado por su relaciones con los demás, en el caso del entorno laboral, por la interacción con sus compañeros de labores, superiores, etc. Según este análisis existen tres estados dentro de la conciencia humana, el padre psicológico, que hace referencia a los niveles de restricción, el niño psicológico, que es un estado de libertad total; y el adulto psicológico, que tiene como principal característica la reflexión y el autocontrol.

“Es importante tener control sobre las emociones. Dentro de las organizaciones mineras muchas veces nos encontramos con colaboradores que se deja dominar por su lado irracional. Por ejemplo, nos vamos a encontrar con trabajadores que por naturaleza y de acuerdo a las vivencias acumuladas, tienen una rebeldía natural ante la autoridad y las normas que se imponen. Esto se debe a que no han desarrollado el estado del adulto psicológico y viven en un estado de libertad mal gestionada (niño psicológico), lo que puede terminar aumentando las posibilidades de accidentes en el desarrollo de las operaciones mineras, poniendo en riesgo no solamente su integridad, sino la de sus compañeros.”, señaló el Dr. Carlos Castagnola Sánchez, Director de Alta Dirección de CAMIPER.

Como ejemplo de esto podemos citar el caso de aquellos trabajadores que sin aparente motivo alguno mantienen una actitud de rebeldía ante las normas establecidas y hacen caso omiso de las recomendaciones de seguridad. Concretamente en todas las operaciones mineras se recomienda que los operarios ingresen al yacimiento con los respectivos elementos de protección personal (EPP), como los cascos, visores, tapones auditivos, guantes, etc. Sin embargo, muchas veces sucede que al desarrollar su labor se desprenden de los EPP, lo que es una clara muestra de la preponderancia del estado del niño psicológico y que termina siendo la causa de accidentes en el corto y largo plazo.

También es importante prestar atención a las relaciones interpersonales de los trabajadores con la finalidad de mantener un clima laboral equilibrado, donde se trabaje de forma pareja para la obtención de los resultados generales de la empresa. El problema surge cuando las malas relaciones de los trabajadores, inclusive de los supervisores de las distintas áreas, terminan convirtiéndose en la causa de problemas de naturaleza operativa o de seguridad.

“Por ejemplo, en la mayoría de las operaciones mineras el objetivo es realizar el trabajo para obtener el máximo nivel de rentabilidad con elevados estándares de seguridad. Sin embargo, en muchos casos se termina produciendo un enfrentamiento o choque de posturas entre los responsables de producción y seguridad, cuando ambos profesionales, en lugar de concertar, persiguen imponer su autoridad sobre la del otro, lo que termina generando afectando el nivel de seguridad y rentabilidad de la operación minera”, indicó el Ing. César Gallardo Vela, Director Ejecutivo de la Cámara Minera del Perú.

El responsable de seguridad va a priorizar la integridad del personal, no dejando trabajar a aquellos que no cuenten con los elementos de protección personal y las medidas necesarias, o cuando no se han tomado las medidas de prevención como la protección de un guardacabezas. Por su parte, para el responsable de producción, la prioridad será extraer la mayor cantidad de mineral posible para cumplir con los objetivos establecidos. Ya que esta disputa resulta bastante común, es indispensable la utilización de mecanismos y herramientas para mejorar las relaciones entre los responsables de las áreas y así poder continuar con el proceso productivo con el menor número de accidentes posibles, ya que esto también representa una pérdida para la empresa, si se tiene en cuenta que la ocurrencia de un accidente incapacitante puede representar un gasto de decenas de miles de dólares y una fatalidad puede alcanzar los cientos de miles de dólares.

El conocimiento de los aspectos positivos y negativos de los trabajadores resulta un paso de vital importancia para poder asegurar la continuidad de la cadena de producción con el menor número de accidentes, lo que terminará repercutiendo de forma positiva en el global del negocio minero.



CAMIPER y el empleo del eneagrama y el análisis transaccional para una operación minera más rentable y segura

10 Junio, 2016

Dentro de toda empresa se debe contar con trabajadores que dominen los conocimientos especializados requeridos para cada puesto. Además, deben contar con cualidades personales que contribuyan a la consecución de un trabajo más productivo y seguro. En el caso particular de la actividad minera, es necesario recurrir a la utilización de herramientas como el eneagrama y  el análisis transaccional para contribuir a optimizar los procesos productivos y realizar una actividad con mayor nivel de seguridad, lo que significa menor número de accidentes y la consolidación de una mejor imagen de todo el negocio minero.



Las empresas mineras deben identificar las respuestas psicológicas de los trabajadores ante las medidas de seguridad durante la realización de la operación minera

Como parte de su contribución permanente a la optimización  de la minería en el Perú y Latinoamérica, la Cámara Minera del Perú (CAMIPER) promueve la difusión y aplicación de nuevas técnicas orientadas al análisis integral de los trabajadores y a solucionar aquellas conductas o relaciones interpersonales que pueden poner en riesgo el bienestar del negocio minero. Como ejemplo de esto, CAMIPER llevará a cabo la conferencia: “Eneagrama y Análisis Transaccional para Vencer las Emociones Negativas en el Sector Minero”. Esta destacada ponencia estará a cargo del Dr. Carlos Castagnola Sánchez, Asesor de Alta Dirección de la Cámara Minera del Perú. Esta presentación formará parte del I Seminario Estrategias Efectivas para Alcanzar el Éxito en el Sector Minero”, que se realizará los días 24 y 25 de junio en la sala Raúl Porras Barrenechea del Congreso de la República.

El eneagrama es una especie de manual para que cada individuo pueda conocerse, reconocerse, valorarse y aceptarse. Se sustenta en el principio que aquel trabajador que se ama y respeta a sí mismo, también lo hará con los demás. Por su parte, el análisis transaccional parte de una postura psicológica, según la cual el ser humano está marcado por su relaciones con los demás, en el caso del entorno laboral, por la interacción con sus compañeros de labores, superiores, etc. Según este análisis existen tres estados dentro de la conciencia humana, el padre psicológico, que hace referencia a los niveles de restricción, el niño psicológico, que es un estado de libertad total; y el adulto psicológico, que tiene como principal característica la reflexión y el autocontrol.

“Es importante tener control sobre las emociones. Dentro de las organizaciones mineras muchas veces nos encontramos con colaboradores que se deja dominar por su lado irracional. Por ejemplo, nos vamos a encontrar con trabajadores que por naturaleza y de acuerdo a las vivencias acumuladas, tienen una rebeldía natural ante la autoridad y las normas que se imponen. Esto se debe a que no han desarrollado el estado del adulto psicológico y viven en un estado de libertad mal gestionada (niño psicológico), lo que puede terminar aumentando las posibilidades de accidentes en el desarrollo de las operaciones mineras, poniendo en riesgo no solamente su integridad, sino la de sus compañeros.”, señaló el Dr. Carlos Castagnola Sánchez, Director de Alta Dirección de CAMIPER.

Como ejemplo de esto podemos citar el caso de aquellos trabajadores que sin aparente motivo alguno mantienen una actitud de rebeldía ante las normas establecidas y hacen caso omiso de las recomendaciones de seguridad. Concretamente en todas las operaciones mineras se recomienda que los operarios ingresen al yacimiento con los respectivos elementos de protección personal (EPP), como los cascos, visores, tapones auditivos, guantes, etc. Sin embargo, muchas veces sucede que al desarrollar su labor se desprenden de los EPP, lo que es una clara muestra de la preponderancia del estado del niño psicológico y que termina siendo la causa de accidentes en el corto y largo plazo.

También es importante prestar atención a las relaciones interpersonales de los trabajadores con la finalidad de mantener un clima laboral equilibrado, donde se trabaje de forma pareja para la obtención de los resultados generales de la empresa. El problema surge cuando las malas relaciones de los trabajadores, inclusive de los supervisores de las distintas áreas, terminan convirtiéndose en la causa de problemas de naturaleza operativa o de seguridad.

“Por ejemplo, en la mayoría de las operaciones mineras el objetivo es realizar el trabajo para obtener el máximo nivel de rentabilidad con elevados estándares de seguridad. Sin embargo, en muchos casos se termina produciendo un enfrentamiento o choque de posturas entre los responsables de producción y seguridad, cuando ambos profesionales, en lugar de concertar, persiguen imponer su autoridad sobre la del otro, lo que termina generando afectando el nivel de seguridad y rentabilidad de la operación minera”, indicó el Ing. César Gallardo Vela, Director Ejecutivo de la Cámara Minera del Perú.

El responsable de seguridad va a priorizar la integridad del personal, no dejando trabajar a aquellos que no cuenten con los elementos de protección personal y las medidas necesarias, o cuando no se han tomado las medidas de prevención como la protección de un guardacabezas. Por su parte, para el responsable de producción, la prioridad será extraer la mayor cantidad de mineral posible para cumplir con los objetivos establecidos. Ya que esta disputa resulta bastante común, es indispensable la utilización de mecanismos y herramientas para mejorar las relaciones entre los responsables de las áreas y así poder continuar con el proceso productivo con el menor número de accidentes posibles, ya que esto también representa una pérdida para la empresa, si se tiene en cuenta que la ocurrencia de un accidente incapacitante puede representar un gasto de decenas de miles de dólares y una fatalidad puede alcanzar los cientos de miles de dólares.

El conocimiento de los aspectos positivos y negativos de los trabajadores resulta un paso de vital importancia para poder asegurar la continuidad de la cadena de producción con el menor número de accidentes, lo que terminará repercutiendo de forma positiva en el global del negocio minero.



Visítanos en : Calle Los Canarios N° 105 Urb. San César II Etapa, La Molina - Perú