Connect with us

Minería

Lundin evalúa vender mina de cobre y zinc de US$1.000 millones en Portugal

Las acciones de Lundin han caído alrededor de un tercio en Toronto durante los últimos 12 meses.

Publicado

-

La compañía Lundin Mining informó que está evaluando vender una mina de cobre y zinc en Portugal valorada en alrededor de US$ 1000 millones.

Según detallaron fuentes familiarizadas con el asunto, la empresa conversa con asesores potenciales; en tanto, Lundin sigue explorando opciones para la mina Neves-Corvo en el sur de Portugal.

Es probable que una venta atraiga el interés de las empresas mineras rivales, según precisaron. Las deliberaciones están en curso y Lundin también podría decidir retener el activo, dijeron. Un representante de Lundin se negó a comentar.

La instalación en Neves-Corvo tiene capacidad para procesar aproximadamente 2,6 millones de toneladas métricas de cobre cada año. Además, su planta de zinc está en proceso de expansión para poder alcanzar una capacidad similar.

Demanda mundial creciente

Un cambio global de los combustibles fósiles a la energía limpia está creando una demanda de materiales que pueden ayudar a generar energía y transporte eléctrico libres de emisiones. La minera más importante del mundo, BHP Group, se encuentra entre los que buscan activos de cobre y níquel que son vitales para esta transición.

Las acciones de Lundin han caído alrededor de un tercio en Toronto durante los últimos 12 meses, lo que le da a la empresa un valor de mercado de 5.700 millones de dólares canadienses (4.500 millones de dólares). Lundin también se comercializa en Estocolmo. En julio, la compañía elevó su presupuesto de gastos y pronosticó costos más altos luego de reportar una pérdida trimestral sorpresiva.

Los resultados, junto con los de sus pares, incluidos Newmont y First Quantum Minerals, subrayaron un cambio brusco en la suerte de las empresas mineras. Los márgenes que estaban inflados por el aumento de las materias primas se han reducido a medida que la caída de los precios de los metales choca con una inflación desenfrenada y desafíos operativos persistentes.

Finalmente, el fundador de Lundin, Lukas Henrik Lundin, murió en julio. Comenzó la compañía con su padre a mediados de la década de 1990 y fue miembro de la junta y presidente durante más de 25 años hasta que renunció en mayo.