Connect with us

Medio Ambiente

Minera Zaldívar reduce un 50% sus emisiones de gases de efecto invernadero

Esto se vería gracias a que en 2018, firmó un contrato de largo plazo con Colbún para obtener suministro eléctrico.

Publicado

-

Durante el primer semestre de este año, la empresa minera Zaldívar reduce un 50% sus emisiones de gases de efecto invernadero.

Minera Zaldívar redujo sus emisiones de gases de efecto invernadero (alcances 1 y 2) en un 50%. Esto se vería gracias a que en 2018, firmó un contrato de largo plazo con Colbún para obtener suministro eléctrico proveniente 100% de fuentes no contaminantes, el que comenzó a regir en julio del 2020.

Con ello, la compañía se transforma en la primera minera chilena en implementar un acuerdo de este tipo para enfrentar el cambio climático y; asimismo, contribuir con energía segura, competitiva y sustentable al desarrollo productivo del país.

Asimismo, tras un año de funcionamiento con esta nueva matriz energética, Julio Castillo, gerente general de la compañía, expresó; “Estamos muy orgullosos de lo conseguido hasta ahora con las acciones concretas que hemos desarrollado para reducir las emisiones de gases efecto invernadero. Esta es una de las formas más potentes de cuidar el medio ambiente y de hacernos cargo de contribuir al desarrollo de minería para un futuro mejor».

Sobre el contrato para reducir emisiones

El contrato tiene una duración de 10 años y se enmarca en la Estrategia de Cambio Climático de Antofagasta Minerals. Por esta razón, el avance logrado por Zaldívar se extenderá al resto de las compañías del Grupo durante 2022.  “Gracias a los contratos que suscribimos con distintas empresas generadoras, a partir del próximo año todas nuestras operaciones van a utilizar energía eléctrica que provenga de fuentes no contaminantes. Lo que es un paso muy relevante en nuestro objetivo de avanzar hacia la carbono neutralidad”; explicó René Aguilar, vicepresidente de Asuntos Públicos y Sustentabilidad de Antofagasta Minerals.

En 2018, el Grupo minero fue una de las primeras empresas de la industria en adoptar una meta de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) de alcances 1 y 2; la que se fijó en 300.000 toneladas de CO2e al 2022. Dos años antes de lo estipulado, en 2020, dicha meta fue prácticamente duplicada, ya que se redujeron emisiones en 580.000 toneladas.

A partir de lo anterior, en mayo de 2021 se propuso un nuevo objetivo: reducir sus emisiones directas e indirectas (alcances 1 y 2) en un 30% al año 2025 respecto de sus valores del 2020; lo que equivale a 730.000 toneladas de CO2e. Además, se propuso llegar al carbono neutralidad en 2050 o antes si los avances tecnológicos lo permiten.


 

Continue Reading